Messi: “Me dedico a jugar a fútbol y confío en mi papá”


O no recuerda o, sobre todo, no sabe.

Leo Messi ha exhibido hoy, en su declaración como acusado por fraude fiscal, su absoluto desconocimiento sobre los aspectos económicos de su trayectoria profesional. Sabía lo que ganaba por sus derechos de imagen, pero ignoraba qué impuestos tenía que abonar o si debía hacerlo. Preguntado por la fiscal acerca del IRPF de los tres años en los que defraudó 4,1 millones de euros, Messi ha respondido de forma que no ha dado lugar a mayores réplicas:

“No sabía. Yo me dedicaba a jugar al fútbol, confiaba en mi papá”.

La declaración de Messi ha durado apenas 15 minutos. Por consejo de sus abogados, no ha respondido a las preguntas de la Abogacía del Estado, que es la única parte que le acusa: pide para él el ingreso una pena de prisión algo inferior a los dos años de cárcel. Sí ha respondido, en cambio, a un breve interrogatorio de la Fiscalía, que considera, por el contrario, que debe ser exculpado porque era su padre, Jorge Horacio Messi (también acusado) quien se encargó de gestionar las sociedades en paraísos fiscales que permitieron el fraude.

La declaración de Messi ha durado apenas 15 minutos. Por consejo de sus abogados, no ha respondido a las preguntas de la Abogacía del Estado, que es la única parte que le acusa: pide para él el ingreso una pena de prisión algo inferior a los dos años de cárcel. Sí ha respondido, en cambio, a un breve interrogatorio de la Fiscalía, que considera, por el contrario, que debe ser exculpado porque era su padre, Jorge Horacio Messi (también acusado) quien se encargó de gestionar las sociedades en paraísos fiscales que permitieron el fraude.

La declaración de Messi ha durado apenas 15 minutos. Por consejo de sus abogados, no ha respondido a las preguntas de la Abogacía del Estado, que es la única parte que le acusa: pide para él el ingreso una pena de prisión algo inferior a los dos años de cárcel. Sí ha respondido, en cambio, a un breve interrogatorio de la Fiscalía, que considera, por el contrario, que debe ser exculpado porque era su padre, Jorge Horacio Messi (también acusado) quien se encargó de gestionar las sociedades en paraísos fiscales que permitieron el fraude.

Messi: “Me dedico a jugar a fútbol y confío en mi papá”

El futbolista del Barça ha respondido a la mayoría de preguntas con monosílabos. “¿Llegó a mantener alguna conversación con los abogados?”, le ha preguntado la fiscal “No, nunca”. “¿Le preguntaba a su padre si tenía que pagar impuestos?” “No, nunca le pregunté ese tema”. Messi ni siquiera sabía, según su versión, que era propietario y administrador de la empresa Jenbril a pesar de que así consta en los documentos y de que su firma aparece en algunos de los contratos. “Entonces, cuando firmaba estos contratos”, ha insistido la fiscal Raquel Amado, “¿los firmaba en barbecho?” “Los firmaba porque confío en mi papá y en ningún momento se me pasó por la cabeza que me fuera a engañar. Los abogados lo hacían de esa manera”.

“No sé nada de eso, nunca me interesé por eso, sinceramente”, ha subrayado Messi sobre el pago de impuestos. Si, además, firmaba sin leer lo que firmaba, mucho menos sabía de la estructura societaria creada para ocultar los ingresos millonarios por los derechos de imagen. “¿Sabía si el dinero iba primero a una sociedad de Suiza, a Reino Unido y luego a Uruguay?”, ha dicho la fiscal. “No, no sabía. Sabía que firmábamos acuerdo con diferentes patrocinadores que daban x cantidad de dinero, que yo tenía que hacer anuncios, fotos o cosas de esas. Pero el dinero por dónde iba no tengo ni idea”.

Messi solamente ha acudido a la vista oral de hoy y no tiene previsto hacerlo mañana tampoco. Antes de declarar ha tenido que escuchar las explicaciones de peritos de Hacienda durante casi tres horas. Primero se ha mostrado tranquilo, la mayor parte del tiempo con la cabeza agachada. Pero, a medida que avanzaban las explicaciones de los expertos, se ha mostrado más inquieto, estirando las piernas y moviendo los pies en el banquillo de los acusados, esperando su turno.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *