EL FRACASO ELECTORAL DEL SISTEMA

a victoria aplastante de los ciudadanos que eligieron al Bronco para Gobernador en la elección de 2015 representó una afrenta tan grande contra el sistema político mexicano, que éste inmediatamente echó a andar la maquinaria reactiva de dos de sus principales componentes, pues vieron en peligro inminente su propia subsistencia: Los grandes medios de comunicación y los partidos políticos.

Con una fuerte crítica a los gobiernos de ese entonces, acusándolos de pagar miles de millones de pesos del dinero de los nuevoleoneses a grandes medios de comunicación –televisivos y escritos– para hablar bien de los políticos, el entonces candidato Jaime Rodríguez Calderón hizo de este tema un estandarte de campaña, y a pesar de que dichos medios hicieron hasta lo imposible por detener su avance, logró ganar tan holgadamente que ni la suma de sus contrincantes alcanzaba.

¿El mensaje? Los políticos ya no necesitan de los grandes medios de comunicación para sobrevivir.

Por otro lado, los partidos políticos, que hasta 2014 habían tenido por décadas el monopolio de la selección de los candidatos para ocupar un cargo de elección popular, se encuentran con el auge de las candidaturas independientes; un sistema por medio del cual los ciudadanos podían aparecer en la boleta electoral sin tener que pasar por los filtros, requisitos, líneas e intereses de diversa índole de las directivas partidistas de nuestro país. Sin que nadie de ellos lo imaginara, el candidato independiente de Nuevo León, uno de los estados más importantes de nuestro país, le arrebató la gubernatura al PRIAN y cimbró al país cuando ganó. Incluso otras naciones lo notaron.

¿El mensaje? Los partidos políticos perdieron el monopolio que tenían sobre los cargos públicos.

Ante la doble amenaza externa al establecimiento, en vez de reinventarse y progresar, estos actores se propusieron demeritar la figura independiente al grado de ya nunca volver a ser contemplada ni observada como una alternativa válida al voto por los partidos políticos: Los medios de comunicación dando cobertura parcial y engañosa en contra del Gobernador Jaime Rodríguez, y los partidos políticos a través de un congreso estatal dominado por ellos, con la consigna de impedir que el gobierno estatal diera resultados y avanzará, mediante la expedición de leyes y reformas que le restaron presupuesto, eliminaron fuentes de ingreso, le quitaron facultades y hasta desequilibraron los poderes en favor del Legislativo. Algo nunca antes visto cuando quien se encontraba en la silla del Gobernador pertenecía a un partido político; al sistema.

Haciendo una mancuerna maquiavélica, medios de comunicación y partidos políticos (quienes aún le pagan millones en publicidad a los primeros) se encargan de crear y difundir el discurso de que los independientes no son una alternativa válida, y que los ciudadanos de Nuevo León no firmarían por El Bronco para su candidatura a Presidente de México.

La verdad de los hechos está demostrando que este plan del sistema ha sido un gran fracaso, pues aquellos que a raíz de esto pensaban que no obtendría apoyo, se encuentran con que Rodríguez va en primer lugar, aumentando su ventaja con cada minuto que transcurre; y aquellos que creyeron que por su gobierno no obtendría firmas en su estado, sepan que la mitad de las que ha recibido en el país son, precisamente, de Nuevo León. Los hechos hablan, y esto apenas comienza.

Por: Javier Náñez Pro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *