EL DESPERTAR DE NUEVO LEÓN

2222

Las sociedades desarrolladas suelen ser relacionadas con pujantes índices de crecimiento en materia de empleo, infraestructura, línea de bienestar, inyección de inversiones, entre otros indicadores, que si bien le brindan este calificativo, se vuelven nada si no cuentan con verdaderos ciudadanos, en el amplio sentido de su significado.

No aquel que por definición es reconocido por el Estado como uno de sus miembros, sino aquella mujer, hombre, joven o niño que está consciente de su papel individual y colectivo en el entorno en el que se desenvuelve, que asume corresponsabilidades, que colabora con sus iguales, que comparte los grandes retos junto a sus autoridades.

En ese sentido, en un acto a todas luces inusual, el Gobernador Jaime Rodríguez Calderón se despojó de la antiquísima solemnidad, soberbia y retórica de la investidura gubernamental que la acompañó por décadas, para resolver junto a los ciudadanos, hombro con hombro, una problemática que pareciera menor y alejada de las facultades del titular del Ejecutivo Estatal: tapar baches en las calles.

Al anunciar un programa de acciones para reparar cerca de 26 mil hoyancos en las arterias de las colonias populares de la zona metropolitana, algunos medios de comunicación, ciudadanos escépticos y otros detractores calificaron como una locura el hecho de ver al primer mandatario reparando las calles junto a los vecinos neoleoneses.

La locura consistió en facilitar a los habitantes de estos sectores un número telefónico donde pudieron denunciar la presencia de baches o desperfectos en sus calles. Posteriormente, la autoridad estatal puso material y mano de obra calificada para repararlos, con la única condición, de que sean los propios habitantes de las colonias quienes asuman la responsabilidad de rehabilitar y conservar el buen estado de sus vías.

¿Loco? Los grandes avances de la sociedad moderna son resultado de locuras inimaginables que llevaron al hombre a volar, sumergirse en las profundidades del vasto océano, comunicarse a distancia y viajar a otros mundos. ¿Loco? Tal vez, a los ojos de quienes contemplan asombrados la trascendencia de aquellos que se han decidido hacer algo por su entorno y apartarse de la conformidad.

Lo que vimos el pasado sábado en las calles de la Colonia San Bernabé fue una clara muestra de resistencia civil. Resistencia al asistencialismo gubernamental, al patriarcado de la autoridad, resistencia al cansado acto de estirar la mano para recibir apoyo a cambio de otro tipo de prebendas con las que se lucraba políticamente.

Inusitado es que sea el propio Gobernador quien impulse este cambio de conciencia. ¡No al asistencialismo! Expresión que nos hace recordar el viejo proverbio chino: “Dale un pescado al hombre y comerá un día, enséñalo a pescar y comerá toda la vida”. La sociedad neoleonesa está despertando y tomando la parte activa de su papel en la sociedad actual.

Los ciudadanos se sumaron a este cambio de cultura, en el que el Gobierno Independiente actúa como facilitador y ellos asumen la responsabilidad que les corresponde para engrandecer sus comunidades. Lejos de críticas infundadas, apatía y resistencia al cambio, este insignificante acto -si desea vérselo como tal- es la vanguardia con la que inicia un proceso de transformación que no será sencillo pero que era necesario.

Volvámonos locos y cuestionemos…

¿Qué estoy haciendo para mejorar mi entorno?

¿Es suficiente lo que hago por mi comunidad?

¿Es más efectiva la crítica o el apoyo a las causas nobles y justas?

¿Soy un verdadero ciudadano?

Editorial de Luis R.Villaldape

2 thoughts on “EL DESPERTAR DE NUEVO LEÓN

  • julio 3, 2016 at 5:36 pm
    Permalink

    Estoy totalmente de acuerdo con el gobernador de Nuevo Leon….Basta de prácticas populistas que tanto daño han hecho y tienen al país hundido en la miseria …Basta de sólo estirar la mano para recibir dinero sucio…Ojalá de verdad todos los gobernadotes, los encargados de las dependencias públicas y los ciudadanos de a por amaran más a su país, su estado, su ciudad, su pueblo, su colonia, su calle y no sólo su casa!!

    Reply
  • julio 5, 2016 at 4:27 pm
    Permalink

    Cumplamos el refrán chino.pies sólo así aunado, al apoyo del gobernador podemos hacer que las cosas vayan mejor en pro. De la misma sociedad ..pues muchos quieren lo positivo.pues aprendieron a pescar .muchos se quedaron con el pescado del día.

    Cristo .en su Evangelio dice..el que trabajé que coma..
    Y cuando repartió las monedas .uno de los tres al cual les dio la moneda.la enterró por miedo a perder la.y cuando llegase el dueño .se la pidiera no la tendría..el segundo se los dilapo. En vicios y demás.
    El tercero lo invirtió. Y multiplicó la moneda que el dueño le había confiado..al primero lo despidió por flojo.el segundo.por no rendir bien cuentas y el tercero le agradeció el haber trabajado su moneda y fue premiado asi entonces se cumple el refrán chino..y las sagradas escrituras .. y tú qué dices .. reflexionemos.

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *